Se seleccionan personas, no cargos

Navegando por las redes llevo ya tiempo sorprendiéndome como diversas consultoras, y la mayoría de ellas de gran reconocimiento,  se anuncian como especialistas en selección de  perfiles ejecutivos  o directivos. Mi pregunta es la siguiente: ¿qué diferencia existe entre seleccionar un cocinero o un director de operaciones?

Si obviamos las diferencias entre sus habilidades técnicas, nos quedamos ante dos personas con diferentes competencias sobre las cuales se debería focalizar, realmente, el proceso de selección. En la descripción del puesto de trabajo deben figurar sus competencias profesionales y actitudinales. Dicho lo anterior, y habiendo dejado claro como se realiza un proceso de selección por competencias, queda expuesto que no existe ninguna diferencia entre un proceso u otro. Son simplemente, personas…

Posiblemente una consultora puede haber seleccionado mayor número de perfiles ejecutivos que otra pero esto no supone ninguna ventaja competitiva ante una consultora especializada en selección por competencias, por ejemplo. Es más, todos “pescamos” en el mismo río: bases de datos (se vuelven obsoletas en una brevedad inaudita), portales de empleo, redes, referenciados, contactos o Linkedin.Se seleccionan personas, no cargos

El cliente, la empresa, desea para el puesto a cubrir un profesional que se adapte actitudinal y técnicamente al entorno profesional donde deberá desarrollar su labor. La organización necesita un gran técnico pero asimismo una excelente persona. Por muy apto que sea en su vertiente técnica puede provocar unos estropicios de dimensiones siderales si sus competencias, como por ejemplo, comportamiento con el resto del equipo de trabajo, o con los clientes, sin iniciativa o autonomía, su nula capacidad de comunicación o compromiso, su falta de orientación a los resultados con calidad, su negativa capacidad de aprendizaje, entre diversas competencias requeridas por las empresas, no son las adecuadas en el puesto de trabajo.

Todo lo expuesto en este artículo demuestra que la marca personal de una consultora de recursos humanos no la indica el volumen de procesos realizados, si no su especialización en una u otra metodología de proceso o tecnología novedosa. En el caso que he descrito la Selección por Competencias sería la marca personal.

El éxito puede venir por parte de una pequeña consultora especializada y no necesariamente de una consultora grande…

Manel Macià Martí

Director en Talentia Gestió